Noticias
(Expansión, 27-03-2020) - Laboral

Los ERTE se disparan ya a cerca de 225.000 y afectan a más de 1,7 millones de trabajadores. Es el recuento de las comunidades autónomas y de la Dirección General del Ministerio de Trabajo para el jueves, cuando el lunes se situaban en cerca de 150.000. Esta avalancha ha dejado 51.340 expedientes en Cataluña que implican a 407.278 trabajadores, 64.676 más que los que constaban hasta ayer.

En el caso de Madrid, registra 27.000 solicitudes de ERTE. Desde la Comunidad que preside Isabel García Ayuso, explican que el volumen de trabajadores será previsiblemente menor que en otras regiones, ya que tramitan los ERTE de empresas que sólo tienen presencia en Madrid, la mayoría pymes con pocos trabajadores. Hasta la fecha, se han presentado 45.125 expedientes en Andalucía, que afectan a casi 146.000 trabajadores.

Los ERTE en Galicia ya pasan de 20.000 y afectan a más de 110.000 trabajadores. Respecto a Murcia, el número de ERTE presentados hasta este jueves es de 6.580. En el caso de los estatales, de grandes empresas con presencia en todo el territorio, el número de ERTE es menor, de cerca de 6.500, pero el volumen de trabajadores implicados se multiplica. Entre las grandes empresas que los han anunciado se encuentran El Corte Inglés, con 25.900 trabajadores afectados, Zena Alsea (22.000), Seat (14.800), Burger King (14.800), Iberia (13.700), Renault (11.650), Decathlon (8.886), Meliá (8.382), PSA Vigo (7.400), Ford Almussafes (7.000), Tendam (7.000), Michelin (7.000) y Primark (7.000).

La Comunidad de Madrid ha mandando una carta a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la que le exige garantías ante el atasco y la inseguridad jurídica que se está produciendo por la imposibilidad de tramitar todos los expedientes que llegan.

Reclaman que en lugar de silencio positivo, las empresas puedan adjuntar una declaración responsable del expediente: "Reiteramos la solicitud de que se sustituya la constancia de la autoridad laboral por la declaración de responsabilidad de la empresa sobre la existencia de la situación de fuerza mayor que causa el ERTE, sobre todo teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, tal circunstancia concurre y que el procedimiento y los plazos impuestos y la falta de criterios sólo crean zozobra en trabajadores y empresas". Además, pide acabar con las duplicidades que se están produciendo.