Noticias
(El Mundo, 01-05-2021) - Laboral

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, consideró que si el proceso de vacunación estuviera más avanzado se podrían incentivar más las salidas de los trabajadores en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), como quiere el Gobierno, y apostó por prorrogar el esquema actual y rebajar la cláusula que 'prohíbe' despedir. Garamendi insistió en que los ERTE deberían extenderse hasta final de año, lo que "no significa que tengas que estar -en ERTE- hasta final de año", y lamentó que, en su lugar, "se ha planteado que cada cuatro meses tengamos la tensión en las empresas".

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha planteado públicamente que se incentiven más las salidas de los trabajadores en ERTE que las permanencias en los mismos. Garamendi consideró que se podría discutir esta propuesta "si realmente el proceso de vacunación se hubiera cumplido en los tiempos programados", pero si "se están atrasando y llegan a donde están llegando, es evidente que estamos en la misma situación que hace un mes". Por ello, apostó por extender los ERTE "como hasta ahora, no creo que haya que estar mirando cuál es la fórmula".

Además, calificó de "voluntarista" la cláusula que obliga a mantener el empleo cada seis meses desde la reincorporación del trabajador. "A todos nos gustaría, pero si las empresas, como consecuencia de esas regulaciones están cerradas, es que es casi imposible hacer un mantenimiento del empleo dos años", por lo que "habrá que buscar una fórmula" para que, en caso de despido, se devuelvan las exoneraciones de cuota solo de los trabajadores despedidos, según Garamendi. Esta propuesta ya la pidió CEOE para la última prórroga de los ERTE.

En cuanto al sistema estructural de ERTE que el Gobierno ha comprometido con la Comisión Europea y que se tendrá que diseñar este año, el presidente de la patronal apuntó que se ha puesto encima de la mesa la posibilidad de utilizar este sistema como vía para reducir la contratación temporal, dado que "Europa nos dice que hay que mirar" la temporalidad que tiene España.

Por otra parte, Garamendi defendió la reforma laboral de 2012 en cuanto que "todos los organismos internacionales" han destacado que ha permitido crear empleo e indicó que prácticamente el 60% de los convenios colectivos tiene pactada la ultraactividad por uno o más años. "Se está falseando" el debate y "si la ultraactividad fuera un derecho soberano, tendríamos un problema", advirtió.

Sobre la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, insistió en "la libertad de la empresa para negociar en el ámbito que considere mejor" y quiso precisar que la mayoría de convenios de empresas tienen salarios más elevados que los convenios sectoriales. A su juicio, el esquema actual "está funcionando bien".