Área Clientes:
Entrar
Preguntas frecuentes
¿Tienes preguntas? Nosotros tenemos respuestas!
En esta sección podrá resolver muchas de sus cuestiones sobre temas fiscales, laborales, jurídicos y más.Para obtener más información sobre estas puede ponerse encontactocon nosotros

Tendré que pagar el 10% del precio de venta, de impuesto de transmisiones patrimoniales, además de pagar al notario y al registro.  Las compras de piso no se declaran en la declaración de renta, se declaran las ventas de pisos. Tipos impositivos del Impuesto sobre Sociedades Con carácter general, el tipo impositivo del impuesto sobre sociedades es del 25% 

En este caso, pagará la plusvalía, que es el impuesto que grava el incremento del valor de los terrenos.  Esto se paga en el Ayuntamiento, y es bueno conocer su importe antes de poner el precio de venta, pues puede ser elevada. Cuando haga la declaración de renta, tendrá que declarar la diferencia entre el valor por el que lo compró y el de venta, en el apartado de ganancias patrimoniales del irpf. En la compraventa, puede pactarse quien paga el impuesto de transmisiones, que según ley lo paga el comprador.

Para realizar una modificación de cualquier condición laboral hay que hacerlo siguiendo un procedimiento especial y en algunos supuestos hay que dar un preaviso además de motivar adecuadamente el cambio para evitar una demanda que anulará la medida propuesta. Si la modificación es sustancial el trabajador podrá optar por rescindir el contrato solicitando una indemnización de 20 días por año trabajado con un tope de 9 mensualidades. En determinados casos hay que seguir un proceso de negociación colectiva especial. Por ejemplo si la medida afecta a más de 9 trabajadores en empresas de menos trabajadores debe realizarse mediante un procedimiento especial con consultas incluidas.

Para proceder a la adecuada valoración de un negocio de expendeduría de tabacos, deben tenerse en consideración distintos parámetros de relevancia, tales como el rendimiento del negocio, la tipología de la venta, el tipo de clientela, la titularidad o el régimen de ocupación del inmueble en el que se explota el negocio y las condiciones laborales del personal vinculado al mismo.

No cumplir con esta normativa de forma escrupulosa puede representar un grave peligro para la empresa sobretodo con ocasión a cualquier accidente laboral ya que, aparte de las sanciones que pueden recaer por parte de la Inspección de trabajo, la empresa podría verse obligada a abonar un complemento vitalicio de la prestación de baja o de invalidez y una indemnización por daños y perjuicios. Asegúrese de que cumple rigurosamente con esta ley para evitar sustos en el futuro.

Es muy peligroso tener a un trabajador prestando servicios sin estar dado de alta. Si el trabajador acciona sus derechos la empresa tendrá que abonar las cotizaciones atrasadas, con los recargos correspondientes, y una sanción por tener a trabajadores sin alta. Ello se complica más, si cabe, si el trabajador tuviera un accidente pues la empresa podría verse obligada a abonar, aparte de las elevadas sanciones que pueden recaer por parte de la Inspección de Trabajo, una prestación de baja o de invalidez con recargo y una indemnización por daños y perjuicios.

Eso dependerá del tipo de sociedad a constituir. Tratándose de una sociedad limitada es de 3.000€ que debe estar completamente suscrito y desembolsado al constituirse. Por el contrario, siendo sociedad anónima el capital mínimo es de 60.000€ del que todo debe estar suscrito y al menos el 25% desembolsado. Cuando la sociedad ya esta inscrita en el Registro Mercantil ya se puede usar o retirar el dinero.

a) Un Administrador único que desempeñe todas las funciones de administración y represente a la Sociedad; b) Administradores Solidarios. Deben ser dos y cualquiera de ellos puede ejercer todas las facultades sin la asistencia de los demás; c) Administradores Mancomunados, que deberán ejercer mancomunadamente (como mínimo dos de ellos) las facultades de administración y representación; d) Consejo de Administración. El número de administradores vendrá fijado por los Estatutos Sociales o, en su defecto, por la Junta General de Accionistas. El número de administradores no puede ser menor de tres. Se nombrará un Consejero Delegado.

Las dos fases principales para la constitución de una Sociedad Anónima (SA) o una Sociedad Limitada (SL) en España son el otorgamiento de una escritura pública española de constitución, que debe otorgarse ante un notario público español, y su inscripción en el Registro Mercantil. Pero el CIF se obtiene tras salir la escritura de la notaria, antes de llevarla al Registro Mercantil.

Todo empresario, según lo expuesto en el Código de Comercio, deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente, sin perjuicio de lo establecido en otras leyes o disposiciones especiales, un libro de Inventarios y Cuentas anuales y otro Diario. Las sociedades mercantiles llevarán también un libro o libros de actas, en las que constarán, al menos todos los acuerdos tomados por las juntas generales y especiales y los demás órganos colegiados de la sociedad, con expresión de los datos relativos a la convocatoria y a la constitución del órgano, un resumen de los asuntos debatidos, las intervenciones de las que se haya solicitado constancia, los acuerdos adoptados y los resultados de las votaciones.

Los tres primeros trimestres, entre el 1 el 20 de los meses de abril, julio y octubre. En el cuarto trimestre, del 1 al 20 de enero para los modelos 111 y 115 (retenciones de trabajadores/colaboradores y alquileres) y del 1 al 30 de enero para los pagos a cuenta del IRPF, las declaraciones-liquidaciones de IVA y los resúmenes anuales (Modelos 390-180-190). Si el último día para la presentación coincide con un sábado o día festivo, el plazo para la presentación de los modelos se prorrogará hasta el siguiente día hábil.

-Alta: Se deberá presentar durante los 10 días anteriores al inicio efectivo de la actividad. -Variación/Baja: 30 días después de haberse producido las circunstancias que modificaron la situación inicial o desde que se hubiese cesado en la actividad.

Con carácter general el período impositivo es el año natural, y el impuesto se devenga el 31 de diciembre de cada año. No obstante, puede optarse por un periodo distinto al año natural para el ejercicio social. El impuesto se liquida durante los 25 días siguientes a los seis meses de finalización del ejercicio económico.

La declaraciones de Renta se pueden presentar desde el 2 de mayo hasta el 30 de junio.

Si urge mucho existe la SL Express que se puede tener creada en unos 3-4 días y tiene un coste reducido si se cumplen con ciertos requisitos como capital social no superior a 3.100€, socios personas físicas, administradores solidarios o único (no consejo), estatutos estándar, ejercicio de 1 de enero a 31 de diciembre, participaciones sindicadas, ... La otra ventaja es que se trata de una SL muy económica en relación con las estándar. En caso contrario se puede tener una sociedad en 3 semanas aproximadamente.

Dependerá en cada caso del porcentaje de participación en la sociedad (por si solo o con personas con las que conviva), de la retribución que tenga y de las funciones concretas que se desarrollen, por lo que conviene consultar con nuestros especialistas antes de crear una empresa para analizar las diferentes posibilidades y planificar correctamente la misma ya que existen infinitas combinaciones posibles. Estas características puede implicar que no tenga prestación a desempleo o que pueda estar en régimen de autónomos o en régimen general.

Es recomendable realizar una auditoria laboral de la empresa periódicamente para que su asesor detecte cambios, irregularidades, posibles mejoras, ... y así mejorar su empresa y evitar riesgos futuros. También es conveniente realizarlo si desea vender su empresa o con anterioridad a fusiones o asociaciones.

Efectivamente es muy recomendable documentar los salarios variables o las comisiones porque en caso contrario lo que perciba el trabajador podría considerarse como consolidado y si en algún momento la empresa quiere dejarlo de abonar no podrá hacerlo.

Realizar un despido verbal tiene como consecuencia directa que si el trabajador interpone una demanda por despido contra la empresa el despido será declarado con toda seguridad improcedente y la empresa tendrá que pagar la indemnización de despido de 45/33 días por año trabajado (o incluso puede verse obligado a readmitir al empleado pagándole salarios de tramite si solicita la nulidad), por lo que siempre es recomendable hacer el despido por escrito, con la supervisión de nuestros especialistas, detallando exhaustivamente los hechos y indicando los artículos de la ley y del convenio infringidos.

La reforma laboral de febrero de 2012 ha eliminado los salarios de tramite únicamente para el supuesto de que el despido improcedente en el que el empresario opte por la extinción del contrato, pero no han desaparecido para el supuesto de que el empresario optara por la readmisión o en el supuesto de que el despido sea declarado nulo.