Área Clientes:
Entrar
Noticias
(Cinco Días, 22-05-2019) - Laboral

La banca española se encuentra en plena fase de reestructuración de su negocio y continúa avanzando en el recorte de oficinas y empleados con el fin de ser más eficiente y sostenible. De esta forma, según los últimos datos del Banco de España, en 2018 las entidades redujeron sus plantillas, en conjunto, en 5.473 empleados.

Según la misma estadística del supervisor, el año pasado cerró con 181.999 trabajadores frente a los 187.472 de un año antes. Además, el número se reducirá aún más a lo largo de 2019 cuando, previsiblemente, se vayan completando los expedientes de regulación de empleo (ERE) anunciados por algunas entidades (Santander aplicará un recorte de 3.700 empleados y en CaixaBank alcanzará a 2.023).

En la evolución histórica desde el año 1999, el número de trabajadores (y de oficinas) se disparó hasta 2008 que marcó el máximo de 270.855 empleados de la banca en España, justo antes del inicio de la crisis económica y financiera. A partir de ese momento, año tras año la banca ha hecho esfuerzos por reducir costes operativos. En los últimos diez años, el número de trabajadores ha bajado en 88.856, un 32,8% menos. De esa cifra, más de la mitad de los empleos recortados corresponden a las antiguas cajas de ahorros (48.482) según datos proporcionados por la Ceca. Actualmente, las entidades procedentes de las cajas emplean a 70.109 trabajadores, un 39% del total.

Y es que, ante un entorno de tipos que se mantienen en mínimos históricos, y el reto de la digitalización de la banca, simplificar la estructura bancaria para reducir costes y aumentar la rentabilidad se ha convertido en la asignatura pendiente de las entidades.

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, señaló recientemente que la banca española es, aún, la que cuenta con más oficinas en Europa. No obstante, también recordó que hay alternativas a la reducción de plantilla para aliviar los costes operativos al señalar que España es el segundo país del mundo (por detrás de Japón) que tiene menos empleados por sucursal.